RATAS BLANCAS COMO MASCOTAS » Peligros y enfermedades

Hay muy pocos peligros de tener ratas blancas como mascotas, pero solo si esas ratas son domesticadas y se mantienen en jaulas. Las ratas que alguna vez han sido salvajes pueden ser portadoras de una serie de enfermedades que pueden transmitirse a los humanos. Cuando los animales nunca han vivido en la naturaleza, los peligros de contraer una enfermedad son casi erradicados. Aun así, los humanos no deben manipular roedores que puedan tener una enfermedad si existe algún riesgo de transmisión.

Si bien las ratas pueden transmitir muchas enfermedades diferentes, las que se mantienen como mascotas rara vez tienen alguna forma de contraerlas. Las enfermedades pueden propagarse a través de mordeduras y rasguños y, ocasionalmente, a través del contacto con la piel. Es posible que una rata sea portadora de una enfermedad que sea peligrosa para los humanos sin mostrar ningún síntoma. Esto hace difícil juzgar si el animal es seguro de manejar. La mejor manera para que el dueño de una mascota evite enfermarse es mantener a sus ratas sanas y limpias.

Peligros de tener ratas que no son mascotas

Las ratas que corren libremente en una casa son mucho más peligrosas que las que se mantienen en jaulas. Las enfermedades se pueden transmitir por la orina y las heces de las ratas, que a menudo caen dondequiera que caminan. Además, debido a que las ratas pueden tener orina y excremento en sus pies, es posible que una persona se enferme al manipular una y al tocarse la cara o la comida sin lavarse las manos.

Aparte de las enfermedades, los peligros de tener ratas mascotas son similares a las de tener otras mascotas. Las ratas pueden morder o arañar, y pueden ser agresivas si se manipulan o crían de forma inadecuada. La mayoría son relativamente pequeños, lo que significa que la capacidad de una rata para lesionar a un humano es probablemente menor que la de un perro. Aun así, las mordeduras pueden ser dolorosas y pueden infectarse gravemente, por lo que no es una buena idea tocar o manejar una rata a menos que sea familiar.

La mayoría de las preocupaciones sobre los peligros de mantener ratas como mascotas están relacionadas con historias de ratas salvajes que propagan enfermedades. No solo es probable que los animales que se domesticaron no propaguen enfermedades, sino que su dieta y comportamientos naturales pueden incluso hacerlos más seguros que los animales como los gatos y los perros. Aun así, un veterinario debe inspeccionar a una rata que parezca enferma o que haya estado en libertad por cualquier período de tiempo.

El virus de Seúl

Hay un virus que surgió recientemente en América del Norte (principios del 2018) y su mascota podría estar infectada. Este virus los transmiten las ratas y presenta síntomas similares al constipado o gripe; dolor de cabeza, fiebre, dolor de músculos y de cabeza. Y ciertos casos estos síntomas se agravan hasta terminar en el hospital, con hemorragias o insuficiencia renal, pero es en casos muy raros.

El virus de Seúl se puede contraer directamente por heces de ratas. Este puede ingerirse forma directa o en pequeñas porciones que no se ven, partículas que dejan cuando pisan el suelo de casa o los lugares en los que buscan comen.

El virus también puede propagarse por mordeduras. Por eso importante tener mucho cuidado cuando se tienen ratas blancas como mascotas, limpiar las heces con guantes. Se sabe que las ratas silvestres albergan el virus, pero la transmisión a humanos a través de ratas mascotas nunca se ha producido pero se debe estar atento.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…