RATAS BLANCAS » Un roedor que puedes domesticar

Las ratas blancas, son una especie de roedor que ha logrado ser domesticado, es el más común de las mascotas. Son ratas de compañía, se crían como mascotas, por lo que pueden ser introducidas en casa sin problema alguno. Esta especie dista mucho de la rata común, y pueden permanecer a nuestro lado perfectamente.

Ratas blancas: una variante domesticada

Esta especie de rata se ha logrado domesticar, ya que en características poseen aspectos distintos. Al estar bien controladas con un veterinario es posible lograrlas tener en casa sin ningún problema. Además de no presentar mayores riesgos para la salud. A diferencia de sus parientes las ratas salvajes o las marrones. Estas dos últimas si pueden introducir enfermedades en los humanos.

Este tipo de animal doméstico son de las mejores opciones para aquellas personas que desean una mascota. Y que no genere mayores inconvenientes, por ser el cuidado muy económico. Al ser animales tan inteligentes si se debe invertir en jaulas con un espacio considerable. A fin de que logren desarrollarse a la perfección.

ratas blancas mascotas

Esta especie de rata puede ser entrenada, se sienten motivadas y los juegos de inteligencia son sus preferidos.

Principales diferencias con las ratas salvajes

En primer lugar, la diferencia reconocible a simple vista es el color de esta especie. Siendo las ratas salvajes de un color marrón, y estas siendo de un color blanco. Lo que las hace ser totalmente distintas.

Esta especie de rata es mucho más dócil y es fácil de domesticar, son animales mucho más tolerables al aislamiento. Por lo que no presentan mayor rechazo a sus jaulas. Son en extremo conforme y mucho más obedientes. Aprenden continuamente muchos juegos y no sienten miedo a intentar probar alimentos nuevos.

Físicamente son distintas, el cuerpo de la rata doméstica o blanca es mucho más pequeño. La forma de su cara es muy aguda y su cola es más larga. Esta especie puede vivir por más años, al estar en aislamiento. Eso la aleja fácilmente de los depredadores. Las ratas salvajes pueden adquirir mucho más parásitos. Y esta especie es más fácil que adquiera enfermedades comunes de los humanos.

Al estar en casa junto a nosotros como mascotas, es importante mantenerla en tratamiento con tu veterinario. El cual indicará cuales son los cuidados necesarios de esta. Además de mantener alejado de estas ratas, todo tipo de bacterias o enfermedades.

Diferentes tipos de las ratas domésticas

Las diferentes especies que podemos encontrar de esta se presenta en la coloración del pelaje. Podemos encontrar variedades en donde este se asemeje a un color más azulado. Por lo que se podrá encontrar ratas blancas con betas azules o marrones. Incluso de color beige.

Se debe tener mucho cuidado, el albinismo también se presenta en estos animales. Por lo que pensar que una rata blanca es albina no es siempre la norma. Se puede presentar el albinismo en la especie de las ratas marrones.

¿Cómo cuidar de las ratas blancas?

ratas blancas de laboratorio

Este tipo de animalito tiende a sufrir de más enfermedades que las ratas comunes o silvestres. Al entrar en contacto con los humanos, el tipo de lugar en el cual se encuentren. Así como, la alimentación de la cual dispongan dependerá su duración. Sin embargo, esta especie no está en riesgo de sufrir las enfermedades que se encuentran en la naturaleza.

Al estar en aislamiento, se puede evitar el contacto con ciertas bacterias como las que causan enfermedades. Entre las que podemos encontrar la salmonela, así mismo, parásitos y piojos que traen consigo más enfermedades.

Esta especie de rata siempre debe estar bajo el cuidado médico de un veterinario. Además de poseer las condiciones necesarias para desarrollarse. Ya que una jaula en malas condiciones y una alimentación inadecuada muy probablemente la enfermaría. Se puede tener junto con otra rata, sin embargo se debe procurar que sea del mismo sexo para evitar la reproducción.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…