RATAS COMO MASCOTAS » Recomendaciones, pros y contras

Tener ratas como mascotas puede parecer algo muy extraño para muchas personas, pero para aquellos que tienen roedores, las ratas tienden a ser su mascota favorita. Las ratas son mucho menos propensas a mostrar agresividad como otras mascotas de roedores hámster, conejos y cobayas. Estos son todos los animales que comúnmente se mantienen como mascotas, y muchos no tienen una disposición tan dócil como la de la rata.

La rata mascota doméstica puede ser una de las mascotas más confiables que puedes tener, siempre que se haya criado correctamente. También son muy inteligentes y peculiares, lo que los hace muy entretenidos tanto para adultos como para niños.

Ratas como mascotas

Una de las mejores cosas de las ratas como mascotas es la personalidad que tienen. Algunas ratas son más tímidas y dulces, mientras que otras son más traviesas y extrovertidas.

Ya que las ratas son increíblemente inteligentes, puedes hacer que hagan muchas cosas diferentes. Las ratas son capaces de entender los comportamientos y sistemas de recompensa, así como partes del lenguaje humano. Aprenden sus nombres y pueden aprender fácilmente sobre lo que sucede a su alrededor. En algunos países, las ratas se utilizan para detectar minas terrestres e incluso pueden actuar como mensajeros o transportadores.

Las ratas como mascotas son de bajo mantenimiento

Si usted es el propietario actual de una mascota, sabe que hay muchas situaciones en las que puede que no tenga mucho tiempo para compartir con ellas. Esto puede tener un impacto negativo en muchos animales de alto mantenimiento. Afortunadamente, las ratas son mascotas muy resistentes.

Puede que no les guste que su atención se desvanezca mientras obtienes un segundo trabajo o te va de vacaciones; sin embargo, podrán entretenerse completamente con un compañero y con muchos juguetes estimulantes. Con las ratas como mascotas, en ocasiones puedes asumir más responsabilidades sin tener que preocuparte por que las ratas se sientan desatendidas. Solo asegúrate de que no sea un problema a largo plazo, igual necesitan de cariño y atención.

Las ratas suelen ser bastante baratas en cuanto a necesidades básicas. Su comida no es muy costosa, y puedes usar todo tipo de materiales para crear sus propios hogares, juguetes y gimnasios en la jaula donde vivan. También pueden comer muchos de los alimentos que comemos, como carnes, verduras, granos y frutas. Por lo tanto, puedes alimentarlos un poco de lo que cocinas cuando tengas disponibilidad.

Forman vínculos cercanos

Las ratas son animales muy compasivos, orientados a la familia. Usualmente pasan el día jugando y acurrucándose el uno al otro. Forman vínculos muy estrechos entre sí y con los miembros de su familia humana. Anhelan atención, lo que hace que sea importante tener al menos un compañero. Si bien hay problemas de espacio y seguridad lo mejor que se puede hacer es tener mínimo dos ratas para que se hagan compañía.

Las ratas tienden a tener un riesgo mucho menor de volverse agresivas en comparación con otras mascotas pequeñas. Esta es una de las razones más importantes por las que se recomiendan para niños pequeños. Es muy poco probable que muerdan siempre que provengan de criadores reconocidos y no recogidas en la calle ya que pueden contraer enfermedades.

El temperamento de una rata bien entrenada generalmente significa que estás casi al 100% seguro de que nunca te van a morder o hacer daño solo por hecho de querer agredir. Incluso si la rata proviene de un criador o tienda de mascotas sin experiencia, las ratas son criaturas excesivamente dóciles. Las ratas mascotas vienen en todos los colores, variedades y tamaños. Hay un tipo de rata para satisfacer los gustos de casi todos.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…